fbpx

La aerotermia aprovecha la energía almacenada en forma de calor en el aire que nos rodea y nos permite cubrir la demanda de calefacción, agua caliente sanitaria y refrigeración en nuestra vivienda haciendo uso de la energía ambiental que proporciona el aire que no solo es renovable y limpia, sino que además asegura un gran ahorro energético en comparación con otros sistemas de climatización.

Tipos de aerotermia

  • Aerotermia aire-aire

El intercambio térmico se realiza directamente al aire ambiente. En el caso de calefacción, el calor se toma del aire y se transfiere directamente al aire del local que debe calentarse. En el caso de una bomba de calor reversible para aire acondicionado, el proceso es a la inversa. Se toma el calor de la estancia y se expulsa al exterior.

Este tipo de sistemas de aerotermia aire-aire se aplican en instalaciones de climatización como los splits o multisplits, sistemas por conductos, sistemas de VRF, etc.

  • Aerotermia aire-agua para generar agua caliente sanitaria

El calor se toma del aire y se transfiere a un circuito de agua. En el caso de la aerotermia para ACS y calefacción, el calor cedido en el condensador es trasladado al agua mediante un intercambiador. El agua caliente es finalmente almacenada en un acumulador que mantiene el agua lista para su uso durante unas horas antes de que se enfríe.

  • Aerotermia aire-agua para generar aire acondicionado

Con la aerotermia aire-agua el intercambio térmico se realiza a un circuito de agua que se enfría, y ese agua es la que enfría el aire ambiente. Este intercambio puede hacerse a través de dos sistemas: suelo refrescante o fancoils (ventiloconvector). En un sistema de suelo refrescante la máquina hace pasar agua fría por el suelo. Es válido para zonas con baja humedad y que no sean muy calurosas.

Tipos de instalaciones con aerotermia

  • Aerotermia monobloc

Cuenta con una unidad exterior de mayor tamaño.  No requiere instalar circuito frigorífico, tan sólo hay que conectar los tubos de agua de entrada y de salida a los depósitos de ACS y sistema de climatización (radiadores o suelo radiante). Se trata de una instalación más sencilla y no requiere habilitación de manipulador de gases fluorados para su instalación.

  • Aerotermia bibloc (expansión directa)

Requiere la instalación de dos unidades separadas que estarán conectadas a través de un circuito frigorífico. En la unidad exterior, más pequeña que en los sistemas monobloc, se sitúa el compresor, ventiladores y la válvula de expansión, mientras que la unidad interior se sitúa el intercambiador y los sistemas de control. La unidad interior puede incorporar también un acumulador de ACS.

Su instalación requiere de habilitación de manipulador de gases fluorados. Ocupa menor espacio (idónea para pisos) pero su instalación es algo más compleja. El sistema Bibloc permite situar los equipos a mayor distancia por lo que ofrece un rendimiento superior.

  • Aerotermia híbrida 

Las bombas de calor aerotérmicas tiene capacidad y resultan perfectas para funcionar de forma híbrida con un sistema de paneles solares fotovoltaicos. La hibridación de bomba de calor aire-agua aerotérmica, sistemas de climatización radiante y energía solar fotovoltaica, correctamente dimensionadas pueden aportar unos niveles muy altos de confort, unas mínimas emisiones de CO2 y un coste de mantenimiento muy bajo.