Recientemente el Gobierno ha aprobado una actualización del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, más conocido como RITE. Pero en la práctica, ¿qué significa esto?

Te contamos cuáles son las novedades que trae esta nueva actualización del reglamento:

  • Establece las exigencias de eficiencia energética y seguridad que deben cumplir las instalaciones térmicas de los edificios.
  • Obliga a justificar por qué se han instalado sistemas térmicos convencionales en edificaciones, en vez de otros más sostenibles y eficientes como son la bomba de calor geotérmica con suelo radiante o la hibridación de energía solar térmica con caldera de gas.
  • Establece que todos los edificios de más de 1.000 metros cuadrados destinados a usos administrativos, comerciales, etc. deberán informar a los usuarios sobre el tipo de energía que utilizan.
  • Introduce modificaciones relativas a los contadores de agua caliente para redes urbanas, reparto de los costes de agua caliente e información sobre la facturación de estos consumos.

  • Obliga a que los edificios no residenciales con grandes consumos, tales como centros comerciales y hoteles, den el primer paso para convertirse en edificios inteligentes. Es decir, que contribuyan a reducir el consumo y los gases de efecto invernadero.
  • Ayudará a cumplir uno de los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), en concreto el de mejora de eficiencia energética mediante la reducción de un 39,5% en el consumo de energía primaria en 2030
  • Se adaptará a directivas y reglamentos europeos anteriores que tratan de fomentar el uso de energías renovables en el sector de la calefacción y refrigeración, así como el diseño ecológico y el etiquetado de productos relacionados con la energía.
  • En cuanto a la instalación de sistemas térmicos en edificios, establece que deberán ser diseñados utilizando sistemas eficientes que permitan la recuperación energética y el uso de energías renovables y residuales.
  • Establece que debe evaluarse la eficiencia energética de todas las instalaciones técnicas de los edificios cuando vayan a ser instaladas, sustituidas o mejoradas.
  • Modifica el régimen de inspecciones de instalaciones térmicas en edificios.
  • Homogeneiza los términos referentes a edificación y eficiencia energética establecidos en diferentes directivas.

En definitiva, el nuevo RITE pretende fomentar el uso de energías renovables en los edificios y, en el caso de los edificios a reformar, proponer soluciones alternativas más eficientes.

Si tienes cualquier duda sobre el nuevo RITE o quieres dar el paso hacia las energías renovables, en ITC estamos para ayudarte.