fbpx

La ventilación de una nave industrial no tiene nada que ver con la de otro tipo de espacios ya que hay muchos factores que influyen: su tamaño, tipo de industria… Para renovar el aire interior se deben tener en cuenta numerosas variables antes de seleccionar el equipo de climatización industrial más adecuado para cada caso.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el uso de sistemas de climatización industrial es de vital importancia para asegurar la salud de los trabajadores. Al reforzar la ventilación de una nave industrial, se garantizan unas condiciones óptimas para el desarrollo de las funciones laborales: calidad del aire, control de humedad, control térmico de la nave, reduce las partículas o gases contaminantes, reduce la transmisión de virus y bacterias, así como se extraen humos que puedan surgir durante la producción o en un hipotético caso de incendio.

¿Qué tipos de climatización existen?

Climatización por bomba de calor

La bomba de calor es un sistema capaz de extraer calor de un foco frío (la calle en épocas frías) e introducirlo en un local que se encuentre a una temperatura superior a la del foco frío (de ahí el nombre de bomba de calor).

Mediante un compresor y una resistencia al paso de refrigerante (dispositivo de expansión) se generan dos zonas con presiones diferenciadas que nos permitirán jugar con los cambios de estado y así poder dar y extraer calor de ambientes desfavorables térmicamente.

Sistemas de climatización de expansión directa

Los equipos de expansión directa son aquellos que directamente enfrían el aire. En todos estos sistemas desplazamos refrigerante a las zonas a climatizar, donde producimos un trasvase de calor del o hacia el refrigerante.

Sistemas de climatización de expansión indirecta

Los sistemas de expansión indirecta son los equipos que más control y facilidad tienen para el control higrométrico. En ellos, se hace circular un fluido caloportador, normalmente agua, en ocasiones glicolada. Por ello se les llama enfriadoras de agua, con bomba de calor, o con recuperación de calor.

Enfriadoras de agua con recuperación de calor

Las enfriadoras de agua pueden aprovechar el calor de una zona a otra, y su principal ventaja es que no les afectan los limites prácticos del refrigerante, la inflamabilidad del refrigerante ni las distancias desde producción hasta consumo.

En contra, necesitan un sistema de distribución de agua y climatizadores o fancoils, que suelen ser más ruidosos y voluminosos.

 

Si necesitas la mejor solución para climatizar tu local, contacta con ITC.