fbpx

Si por algo se caracterizan en algunos casos los sistemas de calefacción central tradicionales, es por el derroche de energía en instalaciones obsoletas y el reparto desigual del calor entre los vecinos. Las nuevas instalaciones de climatización central con contadores individuales favorecen la eficiencia energética del sistema, el reparto individualizado de los costes y la temperatura ideal para cada vecino.

Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), en España hay 1,7 millones de hogares con calefacción central. Hogares que ya desde este año deben cumplir con una directiva de eficiencia energética emitida por el Parlamento Europeo en 2012, y que obliga a todos los edificios que cuentan con calefacción central a instalar contadores de consumo individuales. El objetivo es repartir el gasto centralizado, de manera que cada propietario pague por lo que realmente gasta.

 

¿Cómo cumplir con la normativa?

Hay dos tipos de instalación y en fucnion de esta ha de aplicarse una solucion:

  1. INSTALACION EN ANILLO: se instalara un contador de energía (kcal) a la entrada de la viviend, generalmente en patinillos.
  2. INSTALACIONES POR COLUMNAS (o ascendentes): estas son la gran mayoria, requieren la instalación de un aparato de medición en cada radiador y este debe cumplir la norma UNE 834.

En todos los casos recurrimos a lecturas de los equipos via radio y volcado de datos mediante software informático, por lo que reducimos los posibles errores humanos.

Cualquiera que sea la alternativa posible, los usuarios deben contar con algún dispositivo que los permita regular la temperatura de manera individual y personalizada.

En las instalaciones en anillo la temperatura se regula con un único termostato y una válvula termostática a la entrada de la vivienda. Por el contrario, en las instalaciones dispuestas en columna, cada radiador se regula individualmente con una válvula termostática en su entrada. Estas válvulas pueden ser mecánicas, electrónicas e incluso con control remoto.

¿Cómo adaptar las instalaciones comunes?

Las instalaciones de calefacción central tradicionales en muchos casos no aguantan los constantes cambios de presión y velocidad del agua, en respuesta a las exigencias de cada vecino. Por eso lo más recomendable es cambiar tambien las bombas de impulsion, sustituyendo las tradicionales por otras electronicas de caudal variable.

Aunque se trata de una partida importante, cabe destacar que reducen considerablemente los ruidos y consumen según los estudios cerca de un 40% por ciento menos de energía electrica.

La instalación de los repartidores de costes y las válvulas termostáticas, junto a la adaptación de las instalaciones comunes, pueden llegar a suponer un gasto aproximado por radiador de unos 67€. La ventaja de esta inversión es que aprovechando bien sus posibilidades, se puede llegar a ahorrar entre un 20 y 30 por ciento de la energía que se consumía anteriormente, amortizando la inversión en cinco años o menos.

 

En resumen, ¿qué ventajas tiene esta ‘calefacción individualizada’ con repartidores de costes y válvulas termostáticas?

  • Cada vecino pagara exactamente lo que consume.
  • Cada vecino puede elegir el nivel de temperatura en su vivienda e incluso el horario.
  • Se puede reducir el ahorro energético entre un 20-30% anual. (Ver estudio de la Universidad de Alcalá)
  • La adaptación de las instalaciones se amortiza en menos de 5 años.
  • Si además cada vecino toma otras medidas adicionales de aislamiento (cambio de ventanas, aislamiento en paredes, sellar huecos y grietas, aprovechamiento de la luz solar, etc), podrá controlar y reducir aún más su consumo energético.

 

¿Hay que cumplir con la normativa?

Cierto es que aun estamos a la espera de transposición de la directiva europea UE 27/2012 a Real Decretro en nuestro territorio, pero no menos cierto es que se han publicado en los BOE las sanciones en caso de no instalar los disposicitovos y tambien ayudas a la hora de instalarlos, por lo que habida cuenta de los beneficios que ofrece, nuestro consejo es su instalación independienmente de la normativa.  

Desde ITC hemos instalado en el Corredor del Henares más de 45.000 repartidores de costes de calefacción, contadores de energía y agua. Asesoramos a las comunidades de vecinos desde el primer minuto para que escojan la opción que mejor se adapte a sus necesidades técnicas y a su bolsillo, alcanzando un ahorro de hasta el 30%.

Nos encargamos de la instalación y también del mantenimiento, con el objetivo de asegurar el mejor rendimiento del sistema en cada momento.

¿Te gustaría tener más información o un estudio personalizado? No dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.