Los sistemas híbridos son aquellos que combinan sistemas de combustibles fósiles (gasoil, gas natural…) y sistemas de energía renovable (aerotermia, fotovoltaica…)

En instalaciones de calefacción, este tipo de sistemas suponen una reducción en el consumo energético y también una importante reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera por lo que se alinea de lleno con la estrategia europea de descarbonización para el año 2050, así como de reducción de emisiones de nuestra agenda 2030.

Ventajas de la calefacción híbrida

  • Limitan el uso y la dependencia de los combustibles fósiles.
  • Hacen uso de las energías renovables, como la aerotermia, mediante la tecnología de la bomba de calor.
  • Proporcionan al usuario un notable ahorro económico.
  • Reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera.
  • Ofrecen un alto rendimiento y una elevada eficiencia energética.

¿Cómo funciona la calefacción híbrida?

En un sistema híbrido para calefacción se disponen dos sistemas de producción de agua caliente (habitualmente caldera y bomba de calor aerotérmica) que se encuentran en disposición de impulsar calor a los equipos emisores.

La unión de ambas tecnologías ofrece un alto rendimiento y una elevada eficiencia energética que se puede cuantificar entre un 30-40% más en comparación con una caldera de condensación de gas natural tradicional.

Se pueden establecer dos esquemas distintos de configuración para este tipo de instalación de bomba de calor híbrida.

  • Sistema clásico: funcionamiento de un equipo único independiente
  • Sistema híbrido combinado: bomba de calor híbrida

Con la entrada en vigor de las nuevas normativas de eficiencia energética para instalaciones de calefacción y refrigeración como el Reglamento de Instalaciones Térmica en los Edificios (RITE) y el aumento paulatino del rendimiento de las bombas de calor es de esperar que este tipo de tecnología consiga un mayor impulso e implantación en el mercado español, puesto que representa una opción realmente razonable para alcanzar un alto rendimiento energético de los generadores, sin tener que complicar el diseño de las instalaciones, ni incrementar el precio de las mismas.

En consecuencia, aunque los sistemas híbridos son aún una tecnología incipiente en nuestro país, las importantes ventajas que presentan en cuanto a flexibilidad, ahorro de energía, costes y respeto por el medio ambiente lo posicionan como una solución altamente atractiva, que seguro, irá ganando posiciones en un gran número de proyectos.

Si quieres instalar un sistema de calefacción híbrida, en ITC estamos para ayudarte.